DOSMILTRECE, POR EJEMPLO.

Helmut_Newton - Lavazza Calendar 1994_02

DOSMILTRECE, POR EJEMPLO. O ESTE ES EL PRIMER DÍA DEL RESTO DE TU VIDA

¡Ah!

Este es el momento del año que publicamos “reflexiones del dosmiltrece”, “las mejores canciones del dosmiltrece” y listas y listas, y listas y listas con dosmiltreces a tutiplén en el título… Menudo esfuerzo para empaquetar y aislar los años.  Cómo si no hubiera continuidad, y el día 1 de enero del dosmilcatorze, no tuviese como AYER el 31 de diciembre del dosmiltrece.

Cómo si la línea gorda y densa, divisoria que separa los años existiera, en lugar de no ser más que un artificio humano para a hacer más manejable el tiempo. Más asible. Y así el hombre consigue, que de cierta manera, el mundo SE TERMINE cada año y vuelva a empezar. Supongo que es algo más bien emocional. Porque un mundo año nuevo, ofrece la oportunidad de cierre y recomienzo. Una especie de redención.

Lo cual está muy bien, pero siempre sin olvidar que uno se puede redimir y recomenzar QUALQUIER día del año. Qué solo tiene que rendir cuentas a sí mismo, y que  no tiene que esperar a hacerlo necesariamente con resaca después de una noche de rituales varios, felicitaciones, deseos de los unos a los otros (algunos más honestos que otros; y algunos puro trámite).

De algún modo me parece absurdo (pero muy humano) el hecho de que nos tengamos  que autorecordar que somos los amos de nuestras vidas y responsables de nuestras acciones. Y eso asusta, pero nos da la libertad de más o menos diseñar nuestra existencia. Nos devuelve nuestro destino, que creemos arrebatado por automatismos, condicionamientos, reglas, pasos estrechos y cosas que parecen obligaciones. Todo son autoimposiciones. Espejismos. En realidad, el destino siempre fue nuestro. Porque siempre podemos elegir.

Y eso mola mogollón.

Al margen de todo, en realidad lo que marca períodos en nuestras vidas, son los grandes cambios que suponen el fin de una era, y el inicio de otra etapa. Y es que en el dosmilcatorze se supone que los de mi promoción y yo terminaremos la carrera -pausa dramática- Y esto de dejar de ser universitario da MUCHO miedo.  Sobretodo por lo que viene después. ¡Ah, lo que aguarda ahí fuera!

 Eso sí supone un punto y aparte con una distancia muy grande entre párrafos;  mucho mayor que cambiar el número en el calendario.

Y que te llamen Dra. X, es fabuloso,  claro, pero aterrador. Toca elegir si hacer el MIR o irse al extranjero y empezar una nueva vida, en TODOS los sentidos.

Y yo ya oigo que me llama la gente que aún no conozco, desde lugares que todavía no he visto, pero que amaré; las cosas que veré, y los fonemas y la sonoridad de  palabras que aún no sé, pero que pronunciaré con confianza.  Todo esto me hace estremecer de maravilla.

Pero de momento, a preparar exámenes, a festejar, y a cambiar de año.

Feliz redención!

Anuncios

6 comentarios en “DOSMILTRECE, POR EJEMPLO.

  1. Feliz redencion para ti!
    Vaya! Asi que ya estas en el ultimo anyo! 🙂 La verdad es que a mi no me gusto nada, lo de darme cuenta de que acababa ya mi carrera, a la vez que fue un anyo en el que pude hacer muchas cosas, no dejaba de ser triste. Claro que yo estudie Bellas Artes…
    Tu disfruta de este anyo, de las ultimas asignaturas, de estar con tus companyeros, de aprender y aprender… Y seguro que elijas lo que elijas, elegiras bien (si que te veo en “nuevos mundos”, si, aunque oye, Granada tambien puede ser un “nuevo mundo”, por poner un ejemplo).
    Ya sabes, best wishes again. 😛
    Muakis

    • Graciaaas!! Intentaré aprovecharlo al máximo :)!

      Y tienes MUCHA razón, en que dentro mismo de España se pueden ver fantásticos “nuevos mundos” también :)! Pero ya sabes cómo me pirra el extranjero…cómo más distinto más enriquece! Y siempre habrá tiempo para volver…

      Un beso BIEN gordo!

  2. Al mono a medio evolucionar que tengo dentro le encanta saber qué día es hoy y cuánto tiempo hace de esto o aquello, crear ciclos imaginarios en los que renacemos (el mono y yo) como aves fenix tras largos periodos de luto y mortificación.
    Pero ese mono está equivocado y la vida no consiste en inventarnos periodos de auge y decadencia sino en huir hacia delante y hacia arriba intentando llegar lo más lejos posible.

    Yo en estas fechas no celebro ni navidades ni años nuevos. Lo que celebro es que seguimos aquí a pesar del viento, la lluvia, el frío y la crisis.
    Así que… ¡Feliz continuidad y espero que todo vaya bien!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s