STRETCHING AFFECTION:

Maybe I was so latently depressed and somehow heavyhearted this last days, because my last non-relationship with a commitment-phobe unicornman in Berlin didn’t work out well. Again. And his abandonment triggered a very familiar pain in me. As an internet-addict-XXIst-century-urbanite in the deepest coldest, darkest Berliner wintertime, I started sleeping more than usual, smoking more than usual, eating more crapp than usual, and googling shit just as usual; only to end up in a…

Berlín era una fiesta- O Berlin is a Moveable fest- La Rave no se acaba nunca- Sin Desayuno (desnudo) en el Club- Requiem al sueño-El Techno sí tiene sentido-SEGUNDA PARTE

(aquí la primera parte) El fruto de las noches de Berlin es el hijo de un one-night stand que aunque ha tomado la precaución de usar contigo condón (porque por haber follado un par de veces uno no se conoce tanto para andarse sin finuras) y que de todos modos al final se te corre…

Berlín era una fiesta- O Berlin is a Moveable fest- La Rave no se acaba nunca- Sin Desayuno (desnudo) en el Club- Requiem al sueño-El Techno sí tiene sentido-PRIMERA PARTE

En mi última inmersión en la tierra mística de la Fiesta, empecé a buscar a Joan Vollmer. Por aquel entonces desaparecía  durante varios días de party, cómo si me hubiera ido de viaje entre la masa de la juerga Berlinesa y me lo tomaba muy en serio, eso de salir. Por eso me había propuesto…

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE PETER:

Todo empezó cuando tenía 19 años y conocí a Petter (nombre ligeramente modificado), el noruego. Y más tarde a múltiples versiones internacionales de ese nombre: Petter-Pieter-Peter-Pere-Pedro. Elija país y fenotipo; entonces le asignaremos el nombre (y el hombre) correspondiente. A continuación enamórese. Finalmente, desenamórese y vuelva a empezar. Feliz ciclo amoroso. ¡Hasta la próxima, y…

CONFESIONES DE ORIGEN

Ya llevaban un mes, y la cosa iba bien en el plano emocional, aunque no en el sexual. No podía llegar al orgasmo. Cada vez que se desnudaba, la mirada fiera y la confianza que la caracterizaban, se le caían con los pantalones, a los pies de la cama. Dudaba de si debía sincerarse con…

EN EL METRO

Stanley Kubrick. Metro Nueva York.  Más fotos:  http://www.fotografiando.com/vida-y-amor-en-el-metro-de-new-york-por-stanley-kubrick/ Le dio dos golpecitos al móvil, como si estuviera sacudiendo ceniza imaginaria. Los auriculares mudos, pero embutidos en las orejas, allí de pie, apretujada en el vagón del metro. “Vaya! (bbbfff). Parece que se ha vuelto a parar la L3. Hostia puta! Por un día que voy bien…