La belleza insospechada

  El Juez J no creía en Dios, ni en el destino, ni en la superstición, ni en la ley de la atracción, ni en el karma, ni en la mistificación del amor romántico, que causa furor en el mundo occidental. En su lugar creía en la ciencia, en el subconsciente, en el efecto placebo,…