TOMAR CAFÉ CON LECHE:

La mayoría de gente no tiene nada interesante que decir. Nada que aportar. O al menos miedo a abrirse. Me he cansado de hablar de temas cordiales, y poco arriesgados; quiero abrir tu yo en canal, y regodearme en tu esencia; quiero meter las manos en la humedad que gotea desde la condensación de la…